Instala tu primera máquina virtual

(english version)

Este artículo abre una sección dedicada a la virtualización de un servidor para alojar máquinas virtuales. Ahora está muy de moda en el mundo del hosting usar un máquina virtual como un servidor virtual privado (VPS). De manera que de un servidor con gran capacidad de proceso, memoria y disco duro, se puede crear varios servidores virtuales privados.

En este primer artículo voy a tratar libvirt con el hipervisor kvm,

Libvirt es un conjunto de herramientas que interactúa con varios hipervisores de virtualización como, KVM, Xen, Hyper-v o VM-Ware.

Tanto libvirt como KVM se instala de forma fácil en la mayoría de las distribuciones Linux, y además se puede instalar en otros sistemas operativos como FreeBSD. También hay un cliente en fase beta para Windows.

KVM se instala como módulo del kernel y usa la virtualización nativa de los procesadores que tengan soporte para virtualización de hardware.

Libvirt provee de una serie de órdenes en linea de comandos para administrar la virtualización del servidor anfitrión (crear, pausar, apagar o borrar una maquina virtual).

Además, existe un interfaz gráfica (virt-manager) para libvirt, que facilita mucho la instalación y gestión de un servidor virtualizado.

1.- Instalación.

Por ejemplo, en Ubuntu basta con ejecutar:

$: aptitude install kvm libvirt-bin

Lo normal es que al instalar estos paquetes se cree un bridge (interfaz de red puente) que permita a los servidores virtuales tener acceso a Internet.

Si además quieres instalar interfaz gráfica de libvirt, puedes instalarla en Ubuntu con este comando:

$: aptitude install virt-manager

Con esto tendrías un servidor anfitrión virtualizado (o host) listo para alojar una serie de servidores virtuales. Para empezar, basta con ejecutar virt-manager en linea de comandos:

$: virt-manager (debe estar el entorno de ventanas en marcha).

Debería aparecer una ventana como la siguiente en tu pantalla.

máquina virtual

Luego haz click en el menu “File” y luego en “Add conection”

cear conexion a máquina virtual

y elege el tipo de hipervisor y el tipo de conexión, local o remoto mediante ssh, etc…

Por último haz doble-ckick en la conexión creada para conectar con el servidor anfitrión.

máquina virtual conectar

2.- Descargar imagen iso del sistema operativo.

Paso ya a describir como se crea una máquina virtual con el conjunto libvirt, kvm y virt-manager.

Primero debes conseguir una imagen del sistema operativo que quieras que tenga tu máquina virtual.

Lo más fácil es descargar la imagen desde la página web oficial de la distribución que queramos instalar.

También se puede usar el comando ‘dd’ de Linux para hacer una imagen iso del cd o dvd de la distribución Linux que queramos instalar:

dd if=/dev/dvd of=dvd.iso

Después añadimos la imagen iso al pool (o grupo) de imágenes del servidor, para tenerla disponible cuando la volvamos a necesitar. Para crear un grupo haz click con el botón derecho en la conexión y elegir la opción “Details” y elige la pestaña “Storage”. Con el botón con el simbolo “+” puedes añadir un pool e insertar la iso del sistema operativo.

máquina virtual pool

3.- Configurar almacenamiento.

Ahora tienes que crear el dispositivo de almacenamiento donde se vaya a instalar el sistema operativo de la máquina virtual. Normalmente se hace en un archivo imagen. Si el host dispone de lvm2 se pueden crear volumen lógicos e instalar el s.o. en él.

Trabajar con volúmenes es mucho más versátil, ya que se puede clonar una imagen de un servidor en caliente para sacar copias de seguridad de un máquina virtual entera.

Al igual que con las iso de los sistemas operativos, se puede crear un pool para volúmenes de forma que todo queda más ordenado.

 4.- Instalar una máquina virtual.

Para instalar una nueva máquina virtual basta con hacer click en el botón derecho y pulsar en nuevo.

máquina virtual nuevo servidor virtual

Deberá aparecer una ventana como esta:

instalar nueva máquina virtual

Pon el nombre de la máquina virtual, selecciona la primera opción y pulsa en “adelante”

En la siguiente ventana que aparece selecciona la opción “Utilizar imagen iso”. A continuación se desplegará otra ventana con el pool de imagenes y el pool de dispositivos de almacenamiento que creamos antes. Selecciona la imagen del sistema operativo que descargaste anteriormente.

máquina virtual selecciona imagen

Luego pulsa en “adelante”.

En la siguiente ventana elige la cantidad de ram y cpus que quieres que disponga el máquina virtual.

máquina virtual cpu y ram

Pulsa en “adelante”.

A continuación, selecciona el tipo de almacenamiento para la máquina virtual. Bien un archivo de imagen en el disco duro del servidor anfitrión, un volumen lógico (lvm), etc..

máquina virtual volumen

Haz click  en “adelante”.

Finalmente, pulsa en “finalizar” en la siguiente pantalla. Puedes desplegar la pestaña de opciones avanzadas y modificar los valores que hay ahí. Te aconsejo que uses KVM como tipo de virtualización.

máquina virtual fin instalación

Seguidamente la máquina virtual será creada y se abrirá una ventana con la consola abierta para que puedas instalar el sistema operativo. Debes instalarlo de la misma forma que en un servidor normal.

máquina virtual consola

En esa misma ventana verás más pestañas para poder pausar y apagar la máquina virtual y podrás ver los detalles del mismo.

Desde la ventana principal podrás también iniciar, apagar, clonar e incluso borrar el máquina virtual si ya no te hiciera falta.

VENTAJAS

– Tanto libvirt como virt-manager son gratis.
– Ambas son fáciles de instalar en la mayoría de las distribuciones Linux.
– Soporta lvm, por lo que es muy sencillo hacer clones de máquinas virtuales en producción, para hacer backups, migrar, etc.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *